10 sept. 2010

Pesadilla parecida a Los Juegos del Hambre.

Hoy, a las 7 de la mañana me he levantado sobresaltada, con los ojos como platos y el corazón en un puño. 

Resulta que me ha dado por soñar con algo parecido a los Juegos del Hambre. Y ha sido horrible, una de las peores pesadillas que he tenido en mucho tiempo.
Pero vamos por pasos.

Lo primero es decir que el libro, como ya puse en la reseña, está bien pero no me ha obsesionado, ni nada por el estilo, por lo que no vale como excusa el decir que no dejo de pensar en él, o que la espera de Sinsajo me he dejado traumatizada porqué no es verdad (aun tengo que leerme En llamas xD).
Así que, que mi subconsciente lo eligiera como escenario del sueño ha sido toda una sorpresa. 

Pero al grano, os explico cómo ha ido la cosa:
El "estadio" era una ciudad de lo más normal y nos soltaban a todos por las calles. Eramos un montón de peña y cada uno salía disparado para un lado diferente. De lo que pasa a continuación no me acuerdo mucho (ya se sabe que una vez que te despiertas, el recuerdo del sueño se va difuminando poco a poco...) pero si que recuerdo con claridad de lo que pasaba hacia el final.
Resulta que entre los tributos también estaba mi hermano, así que aparte de la tensión que sentía por que me matasen a mi en cualquier momento, también me carcomía la preocupación de que le pasara algo a él.
Una cosa que he añadido de mi cosecha propia era que cada tributo tenia una habilidad, las que ahora me viene a la cabeza era uno que se hacía como de goma y otro que era un vampiro. Creo que son las que más recuerdo porqué son las habilidades de los tributos que mato yo en el sueño. En plan asesina sin escrúpulos.

Total, que llega un punto que, después de mucho correr, de nervios y tensiones acabamos todos juntos (los 6 o 7 que quedamos) en un sótano y se ve como "algo" tira unos cohetes para destruir los edificios que tenemos encima.

En ningún momento lo llamo el Capitolio en el sueño, pero si que me doy cuenta de que lo hacen los que "mandan".
Antes de darnos cuenta de que estamos encerrados aparece un tipo (esto también es de aportación propia) que lleva dos perros enormes y nos dice que los que "mandan" permiten a ciertos sujetos entrar en el juego para cazar a los tributos. En ese momento pilla a un chico y los perros empiezan a destrozarlo.
Con la imagen de la sangre  y los ojos desorbitados del pobre joven, es con lo que me he quedado al despertarme.

Así contado no suena muy terrorífico, pero soñarlo es diferente. Notaba el cuerpo tenso todo el rato y la preocupación me atenazaba el corazón. Ha sido bastante desagradable. 

Se que no está muy bien narrada, pero  los sueños es lo que tienen, sólo me quedan imágenes y sensaciones y eso es difícil de textualizar.

No voy a empezar a contar mis sueños por aquí (pensarías que estoy como un cencerro) pero este me ha parecido muy curioso y además, quieras que no, está relacionado con el contenido del blog xD

En fin...aquí dejo la parrafada ^^

¿Os ha pasado algo parecido? ¿Con que libro?

¡Nos leemos!

5 comentarios:

  1. Tranquila, no eres la única. Yo también tuve una pesadilla con Los Juegos, pero al contrario que a tí, a mí me tiene obsesionado XD. Lo más raro es que mi sueño se parece bastante al tuyo, pero sin las habilidades y eso. ¿Es una casualidad un tanto espuluznate, no?
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  2. vaya xD Pues a mí la saga me encanta y no he soñado con eso - al menos que yo recuerde -, pero me gustaría soñarlo xD

    ResponderEliminar
  3. No me ha ocurrido nada parecido con el libro, aunque sí que suelo soñar con vampiros y lo bueno es que no son pesadillas jijijiji

    Tranqui, un beso!

    ResponderEliminar
  4. O_O Por dios, qué mal estás xDDD

    No, a mí no me ha pasado nada de eso...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar